“LA FUERZA DEL ESPÍRITU”

 

La escuela mexicana de Arte Down es una Academia de Artes Plásticas, donde los alumnos de la Fundación John Langdon Down tienen un espacio para expresar técnica y simbólicamente sus ideas, emociones, percepciones y sensaciones por medio de la creación artística. La educación abre las puertas a un mundo pleno y de grandes realizaciones, que promueve el desarrollo de todas las capacidades del ser humano donde las habilidades artísticas no son la excepción.

 

La obra plástica de estos extraordinarios artistas ha participado exitosamente en 72 exposiciones presentadas en más de 42 ciudades de Europa, Asia y América. Se trata de trabajos ampliamente reconocidos y aclamados por grandes maestros de la plástica nacional y extranjera, dejando el nombre de México muy en alto.

 

La expresión simbólica ha permitido a nuestros jóvenes transformar sus carencias lingüísticas en formas y colores a través de diversos materiales y técnicas de producción plástica: al óleo, al carbón, el grabado, pirograbado, la litografía, el aguafuerte y la escultura. Es ahí donde los artistas recrean la vida en sus propios términos. Su lenguaje nos lleva a través de metáforas y emociones escondidas, a reconocer la vida desde otra mirada. Con sus pinceles logran plasmar sus sentimientos y emociones; sus sueños, sus anhelos y frustraciones, sus deseos y esperanzas.

 

Las personas con Síndrome de Down nos enseñan a ver la vida con mayor profundidad; si convivimos con ellos y logramos penetrar en su forma de ver el mundo, percibimos que son un destello revelador para reordenar nuestros valores vitales. Detrás de sus visibles carencias aparece la fuerza del espíritu humano, la capacidad creadora que trasciende los mecanismos de la inteligencia y que inunda las cosas con una luz que sólo ellos pueden darnos: el goce irrestricto de la vida.

Sobre El Autor

Escribir es su pasión, dar estilo a textos editoriales su trabajo.

Deja un comentario