Cuando existe una discapacidad que limita el movimiento, es difícil realizar actividades complejas, incluyendo traslados. Pensemos en alguien que logra sentarse con dificultad y que no logra pararse, pasará gran parte del tiempo sentado o acostado, lo que puede generar muchas complicaciones.

 

Por lo que en esta ocasión les compartimos 5 beneficios de estar de pie, parados o como se le conoce en el ámbito médico: la bipedestación.

  1. Crecimiento de los huesos
  2. Estiramiento de las articulaciones y prevención de contracturas
  3. Cambio en la perspectiva visual y mejora de los alcances
  4. Mejora la digestión
  5. Prevención de puntos de presión

 

 

Existen bipedestadores como Caribou que está diseñado para interiores y ofrece al usuario la posibilidad de pararse ya sea con apoyo anterior o posterior, además de contar con una extensa gama de accesorios que ayudan a mantener la posición adecuada e incluso a realizar actividades funcionales gracias a su mesa abatible, así que los usuarios pueden trabajar en sus computadoras, alimentarse o jugar en la mesa mientras están parados.

Para aquellos usuarios que son más activos existe Rabbit, que es una opción de bipedestador con ruedas que el mismo usuario puede propulsar, es como una silla de ruedas ¡pero estando parado!

Gazelle es una maravillosa opción para los hospitales y centros de rehabilitación porque tiene la función de ajustar el ángulo abducción de las piernas al momento de estar parados (es decir, que tan abiertas o cerradas estarán) lo que ha ayudado a disminuir significativamente la luxación de cadera dado que permite que la cabeza del fémur entre en el acetábulo y con ello se pueden evitar incluso cirugías, de igual manera tiene maravillosos resultados después de ellas (en caso de ser necesarias).

 

Para más informes, solamente da click aquí.

Sobre El Autor

Tecnología asistiva motriz para personas con necesidades especiales y sus familiares. Llámanos al 018002245489

Artículos Relacionados

Deja un comentario