La higiene bucal en conjunto con una dieta saludable y visitas periódicas al dentista nos ayudan a prevenir enfermedades y problemas de las encías que pueden llevarte a tener dolor, inflamación y sangrado en dientes y encías.

Las siguientes recomendaciones están dirigidas a los cuidadores de las personas en situación de discapacidad que requieren apoyo parcial o total al momento del cepillado de dientes y tienen el propósito de facilitar los cuidados de salud bucal en el hogar, entregando consejos para mantener una buena higiene bucal de la persona con discapacidad.

 

Las personas con discapacidad requieren en algunos casos ser apoyadas para realizar su higiene bucal. La ayuda que debes entregar dependerá del grado de discapacidad, la edad, sus capacidades individuales y su madurez mental, emotiva y psicomotora. Aún así, recuerda que siempre debes apoyar a la persona para que participe tanto como pueda en el cepillado de sus dientes, fomente y estimulando con imaginación y creatividad.

 

Si vas a cepillar los dientes de una persona con discapacidad, siempre explícale lo que vas a hacer antes de comenzar. Hazlo de manera suave y respetuosa.

 

Recuerda siempre contar con el apoyo de un dentista o experto en salud bucal que te oriente a elegir el cepillo más adecuado para lograr una buena higiene bucal, respetando las necesidades especiales de cada persona.

 

Para realizar una adecuada higiene bucal, es necesario seguir los siguientes pasos.

  1. Identifica un lugar cómodo e iluminado donde realizar la higiene bucal, adaptándolo a los requerimientos de la persona (silla, cama, cojines, elementos para contener, etc…)
  2. Lávate las manos antes de comenzar y si la persona con discapacidad puede colaborar con el cepillado, lave también sus manos.
  3. Prepara los elementos para realizar la higiene bucal y ponlos a tu alcance.
  4. Acompaña a la persona durante el cepillado, asegurándote de que limpie todas las superficies de todos los dientes. Si la persona no puede realizar esta actividad, hazlo tú.
  5. Utiliza la técnica indicada por su dentista, considerando que lo importante es que todas las superficies de los dientes queden limpias. Considera hacer pausas durante el cepillado.
  6. Ayuda a limpiar la lengua con el cepillo o con una gasa.
  7. Si utilizaste pasta de dientes, asegúrate que la persona elimine los excesos de pasta. Mira al interior de la boca para comprobarlo.
  8. Seca los labios y la cara.
  9. Lava el cepillo de dientes con agua, sacúdelo para eliminar los excesos y guárdalo en posición vertical para permitir el secado al aire.
  10. Siempre asegúrate que la persona que apoyaste está cómoda y que participe lo más que sea posible.

 

Si continúas teniendo dificultades para mantener una buena higiene bucal en el hogar, converse con tu dentista. El podrá entregarte consejos específicos para tus necesidades. Recuerda que una dieta saludable y el cepillado de dientes son una expresión de cuidado y cariño que contribuyen a mantener una buena salud bucal y una mejor calidad de vida.

 

 

Sobre El Autor

Apasionado del Marketing Digital, el estilo de vida y los animales. Dedica su tiempo libre para apoyar diferentes causas y divertirse un poco. Tiene una maestría en Marketing y Publicidad, así como una especialidad en Marketing Digital y varios cursos alrededor del mismo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario