No existe prácticamente otra parte del cuerpo humano que sea tan polifacética y tenga una estructura tan compleja como nuestras manos. Sólo mediante la combinación perfecta de nervios, tendones, 27 huesos en total, 39 músculos y 36 articulaciones somos capaces de realizar actividades cotidianas con naturalidad y sin necesidad de pensar concretamente en el proceso que llevamos a cabo.

La mano humana puede proporcionar un rendimiento máximo. Somos capaces de ejercitar la precisión y la velocidad de nuestras manos, desarrollando al mismo tiempo tanto una fina motricidad como también un alto nivel de fuerza. Sin embargo, las manos son más que simples herramientas para el ser humano.

Pueden expresar ciertos rasgos de la personalidad y del carácter del individuo; los gestos forman parte de la comunicación entre personas. Uno de los mayores retos de la técnica médica es reproducir mediante prótesis su forma natural y tantas funciones como sean posibles.

 

Existen prótesis mecánicas y sistemas mioeléctricos. Las manos myoeléctricas existen de diferentes marcas pero la idea principal es la libertad de movimiento y el devolver algunas o muchas funciones de la mano natural.

Integrar una prótesis consiguiendo un aspecto armonioso en conjunto con el resto del cuerpo y aceptarla como parte de uno mismo es mucho más fácil si el diseño es el adecuado. Ya sea una prótesis moderna y vanguardista que llame la atención, o bien una de aspecto completamente natural.

 

Para que la vida con una prótesis sea satisfactoria y eficaz es imprescindible que el usuario no sólo aprenda sus funciones básicas, sino también a usarla correctamente, además debe aprender a realizar los ejercicios siempre bajo la supervisión de un terapeuta (fisioterapeuta) y seguir practicando en casa de forma independiente. Puesto que cuanto mejor conozca el usuario su nueva prótesis y sus funciones, más eficazmente podrá usarla.

Es importante que colaboren todos los interesados: médico, terapeuta, técnico, el propio paciente y su entorno social. ¡El trabajo en equipo es la clave!

 

Condición previa a la rehabilitación es que se hayan finalizado correctamente todos los pasos previos del proceso de protetización.

Para el éxito de toda rehabilitación es absolutamente necesario adaptar el entrenamiento protésico a los deseos, las necesidades y la situación de la vida de cada paciente. Los siguientes aspectos son especialmente importantes:\r\n\r\nLa causa de la amputación; si se trata de la primera protetización o una sucesiva; si la protetización es unilateral o bilateral; el entorno social; la profesión; intereses y aficiones; y, sobre todo, el estado psíquico inicial y el ánimo. Para conseguir los mejores resultados posibles de protetización, se deberá poner de acuerdo con todos los miembros del equipo interdisciplinario e involucrará, siempre que sea posible, también a los familiares.\r\n\r\nCon este proceso, podemos decir que el objetivo más importante es ofrecer al usuario la capacidad de realizar cosas sencillas y naturales de forma independiente.

Sobre El Autor

Desde hace más de 9 décadas, su misión ha sido la de restaurar y mejorar la independencia de las personas con problemas de movilidad. La mayoría de la gente los conoce como una empresa que fabrica productos como prótesis, aparatos ortopédicos y ortesis, sillas de ruedas para niños, cojines y accesorios.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.