La discapacidad sensorial auditiva, hipoacusia o sordera, ha sido abordada por el cine de diversas maneras, predominando la ficción sobre el cine biográfico. Los personajes han estado presentes ya sea como protagonistas, antagonistas o personajes secundarios. En su mayoría, los que representan al personaje con sordera son actores o actrices sin discapacidad. En últimas fechas esto ha ido cambiando, ya que cada vez más se recurre a que sean las propias personas con discapacidad quienes actúen.

 

El cine ha recurrido a personas famosas de la historia para contarnos parte de su vida como el caso de Ludwig Van Beethoven, Francisco Goya o Hellen Keller. También se ha dado el caso de actores con hipoacusia que han trascendido con sus personajes. Este fue el caso de Lou Ferrigno, quien encarnó a Hulk en la serie de televisión de fines de la década de los setenta y principio de los ochenta, o de la actriz Marlee Matlin, ganadora de un Oscar por su papel en Hijos de un Dios menor (1986).

 

Recientemente, el mundo de las personas sordas ha sido llevado al cine mexicano con una arriesgada propuesta: Música Ocular (2012) de José Antonio Cordero. Arriesgada porque generalmente, cuando se toca el tema de la discapacidad en el cine, se espera el embate emocional, salvo en algunas excepciones. Es en esto donde radica su mejor propuesta: dejar que las personas con discapacidad actúen interpretándose a sí mismas.

 

Música Ocular es la primera película hablada con lengua de señas y actuada por personas egresadas de la Asociación Piña Palmera AC, ubicada en Zipolite, en el estado de Oaxaca. El director comentó que el propósito del largometraje “es generar interés por las personas sordas y su cultura, aunque sea por morbo o curiosidad, es lo que buscamos y con ello contribuir a combatir la exclusión y la discriminación, aunque sé que el cine no puede cambiar al mundo, estoy convencido de que puede modificar conciencias e individuos”.

 

En esta película asistimos a un viaje onírico narrado por las manos, los gestos y el cuerpo de quienes nos comparten su mundo, visión, sueños y vivencias. Además, tiene subtítulos para aquellos que no conocen la lengua de señas. Así pues, Música Ocular sienta las bases para incentivar cambios en las percepciones de aquellos que gusten verla, tanto sobre la comunidad sorda en general como de la mexicana en particular. Nos encontramos ante la primera película hablada en este lenguaje y protagonizada por personas con discapacidad sensorial auditiva, un plus que pocas veces se puede disfrutar en el séptimo arte.

 

Música ocular (Eye Music) de José Antonio Cordero from jose antonio cordero on Vimeo.

 

Fuentes: http://www.jornada.unam.mx/2013/06/14/espectaculos/a07n1esp

 

Ficha técnica

Música Ocular
Año: 2012
Duración: 83 minutos
País: México
Director: José Antonio Cordero
Guion: José Antonio Cordero
Música: Tereke Ortiz

Reparto: Érik Ávila, Dalila Ramos, Elizabeth Ramírez, Jesús, Rodríguez, Mauricio Ramírez, Marisol Martínez, Mirian López, Carolina Ramírez, Lucrecia Sánchez, Moisés Zúñiga, Arnulfo Reyes Sánchez, Esaúl Tolsá, Naomy Romo, Omar García Sandoval, Abraham Tari, Yéssika Ugalde

Producción: Pepa Films, IMCINE-CONACULTA, Sachiko Uzueta.
Género: Drama, Romance.

Sobre El Autor

Antropólogo cuyas áreas de investigación versan sobre discapacidad, así como cine y videohome mexicano. Ha participado en coloquios y congresos nacionales con temáticas como curanderismo, religión, discapacidad y emociones en el cine. Actualmente se desempeña como investigador independiente.

Artículos Relacionados

Deja un comentario