La paternidad es una tarea que nunca termina, aún cuando los hijos estén grandes, los padres seguirán viéndolos como sus niños. Desde el primer momento en que un hombre se entera que va a ser papá, su vida cambia por completo y sabe que se enfrentará al rol más difícil pero más hermoso de su existencia… y más en silla de ruedas.

No existe una escuela que enseñe cómo ser un buen padre o cómo ser un papá exitoso sin sufrir en el intento; todos los padres deben descubrir la mejor manera de criar y educar a sus hijos, disfrutando al máximo cada momento compartido y sobreponiéndose ante cualquier adversidad, como por ejemplo un diagnóstico médico que dictamine que deberás ser padre desde el asiento de una silla de ruedas.

Lo cierto es que estar en condición de discapacidad no hará más difícil la paternidad, una tarea que ya es complicada para cualquier ser humano. Simplemente se debe encontrar una manera “diferente” y por diferente nos referimos a una forma creativa de hacer las cosas

 

Pensando en todos los padres el mundo pero especialmente aquellos que en condición de discapacidad queremos compartir unos simples consejos que seguramente pueden contribuir a mejorar lo que ya están haciendo muy bien:

1.El cuidado y crianza de los niños en edades entre 0 y 5 años, siempre será una tarea difícil, con o sin discapacidad el esfuerzo que se requiere es alto, pero ¡tranquilos!, estos años pasan volando, así que lo mejor es relajarse, disfrutar y compartir el mayor tiempo juntos.

  1. No importa tu condición de discapacidad, con las ayudas técnicas adecuadas cualquier barrera física puede superarse y si eres un padre en proceso de rehabilitación será maravilloso que puedas aprender a caminar junto a tu hijo.
  2. Busca actividades que puedan realizar juntos como deportes adaptados, juegos de mesa, videojuegos, etc. Lo más importante es compartir siempre en familia.

4.La educación es muy importante y que te involucres en ese proceso será vital para tus hijos, así que te animamos a buscar colegios accesibles, de manera que puedas acompañarlos en las mañanas o recogerlos en las tardes pero sobre todo asistir a sus actividades como exposiciones, ferias, entre otros.

Finalmente y pese a cualquier circunstancia ¡nunca te aísles!, no te pierdas el regalo maravilloso de la paternidad, tus hijos siempre recordarán lo amoroso, dedicado y fuerte que hayas sido por encima de cualquier tipo de discapacidad, diagnóstico médico o barrera arquitectónica.

Sobre El Autor

En Loh Medical nos especializamos en proveer tecnología asistiva y de rehabilitación para personas con algún tipo de discapacidad. Contáctanos vía mail a infomexico@lohmedical.com ó llámanos desde México al teléfono (52) 5559052170

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.