Expresidente del Grupo Sin Barreras del IMSS, dictaminador de Proyectos del Programa de Conversión Social de Indesol, expositor y moderador en foros relacionados con programas de discapacidad, coordinador del Grupo de Accesibilidad y Transporte del Consejo Promotor de la Ciudad de México, desde su creación. Presidente de LAAC por más de diez años, en diferentes períodos y galardonado con el Premio Nacional de los Derechos Humanos.

Federico, platícanos acerca de tu discapacidad

Desde el año tres meses de edad tengo Discapacidad Motriz a consecuencia de secuelas de poliomielitis.

La invasión de la polio fue total, me afectó desde el cuello hacia abajo. El diagnóstico era que no iba a sobrevivir debido a la infección viral y sin embargo logré vencerla, posteriormente cambió el pronóstico y dijeron que iba a estar toda mi vida acostado o sentado, más adelante afirmaron que no podría dejar la silla de ruedas; sin embargo, en mis mejores tiempos, inclusive llegué a caminar con bastón como única ayuda; luego pasé a andar con muletas la mayor parte de mi vida. Finalmente, y al paso del tiempo, uso mi silla de ruedas motorizada. Actualmente tengo 61 años.

 

¿A qué barreras te has enfrentado?

A todas las que se enfrentan las personas con discapacidad: las barreras físicas, sociales y culturales. Inevitablemente cuando eres niño te enfrentas a las barreras físicas que son las más burdas y notorias, quizá las más fáciles de eliminar, porque las sociales y culturales están más escondidas y son más malignas, inclusive más que las otras dos porque están enquistadas en la cultura que nos rodea en el entorno social.

Cuando estudiaba primaria, secundaria, vocacional y la profesional, siempre tuve que ser cargado por otra persona para poder llegar al salón de clases, lo cual desde entonces me pareció sumamente indigno.

 

¿Podemos decir entonces que Libre Acceso, A.C. surgió para tratar de erradicar esas barreras?

Sí, hace más de 20 años que Libre Acceso se conformó formalmente como Asociación Civil, dos años antes de ello, ya nos reuníamos personas con discapacidad motriz.

 

¿Ha cambiado esta situación?

Sí, indudablemente. Percibo que estamos progresando en lo que a eliminación de barreras físicas se refiere; vamos hacia adelante, aunque no con la rapidez necesaria.

Hemos avanzado en la eliminación de éstas -insisto, no lo suficientemente rápido- no hemos todavía enfrentado de lleno las barreras a la comunicación, las personas ciegas y las personas sordas, siguen estando incomunicadas y no hemos logrado hacer prácticamente nada en ese respecto. La sociedad y el gobierno debiéramos sentirnos responsables de asumir esta responsabilidad porque si bien es cierto que para las personas con discapacidad física la mayor barrera está en el acceder, (en llegar y usar los entornos), una vez que estamos ahí no tenemos limitación para comunicarnos, pero, las personas ciegas y las personas sordas en la sociedad actual están totalmente excluidas.

Cuando hablamos de las barreras culturales que son las del conocimiento o sea el saber, puedo afirmar que esta es la barrera más difícil de eliminar, pongo un ejemplo sencillo: una vez entendido que un cajón de estacionamiento tiene que existir para qué y para quién es, así como su ubicación y medidas y lo más importante ¡que no debe invadirse! ahí está la eliminación de una barrera cultural, si alguien que no lo necesita llega y lo invade, la existencia del cajón se pierde y la barrera cultural prevalece.

No podemos seguir discriminando. México no es un país altamente discriminatorio en cuanto a raza, tampoco en cuánto a religión, pero en cuanto a alguna característica de discapacidad aún seguimos siendo sumamente discriminatorios, y hasta autodiscriminatorios; cuando una persona de las que se consideran normales adquiere una discapacidad, muchas veces se siente cancelada de por vida.

 

¿En qué posición ubica Federico Fleischmann a México en relación a los países latinoamericanos, en el aspecto de accesibilidad?

Si hablamos de accesibilidad específicamente, pienso que no estamos tan mal, pero tampoco somos los primeros, siento que México aún no está en el nivel que le corresponde de acuerdo con su liderazgo en América Latina.

 

¿Qué está haciendo el gobierno en México ante esta problemática evidente?

Tenemos 3 niveles de gobierno: uno es el Federal que tiene -curiosamente- poca injerencia en el desarrollo urbano, a pesar de tener un gran poder no tiene el control del desarrollo urbano. En cuanto a los gobiernos estatales existe una mayor sensibilidad o conocimiento de que hay cosas que se tienen que hacer pudiendo incidir mayormente en el entorno social, lo cual también es muy importante, pero el entorno urbano está en manos de los municipios y ahí hemos logrado muy poco. Quizá lo más que hemos alcanzado han sido la relativa remodelación de los centros que casi en todas nuestras ciudades son históricos y por ello más complicados de adecuar.

 

En la ciudad de México, hemos avanzado de manera relevante en transporte y en accesibilidad urbana en cuanto a nuestro tránsito por las calles; tenemos la promesa formal del Gobierno de la Ciudad de que la nueva línea 12 del metro va a ser 100% accesible. En el Metrobús se ha puesto un gran énfasis en que proporcione accesibilidad y un servicio adecuado a personas con discapacidad; afortunadamente ahora estamos empezando a salir de nuestras casas y estamos empezando a convencer al gobierno de que nuestra presencia es real y de que las adecuaciones tienen que llevarse a cabo.

 

Muchos de nuestros lectores con discapacidad nos llaman y comentan que el Metrobús les encantó, sin embargo nos platican que de su casa al transporte hacen peripecias para llegar.

El Metrobus es ideal porque es un transporte de superficie, no tenemos que bajar al subsuelo como en la mayoría de las estaciones del metro y lo que te mencionan las personas que les llaman es indudable, al día de hoy el libre tránsito para las personas con discapacidad por las vialidades de la ciudad es imposible, sencillamente no existe.

 

Afortunadamente desde hace tres años no se construye o se readecua ninguna banqueta nueva a la que no se le incluya una rampa, anteriormente no se hacía nada. Hubo una gran desatención por parte del Gobierno del D.F. en cuanto a la accesibilidad de las personas con discapacidad.

 

Se tiene que lograr la adecuación del entorno urbano y de los accesos arquitectónicos en todas las ciudades de nuestro país y no sólo en la ciudad de México. Es fácil imaginar, que, si en el entorno urbano las personas con discapacidad la tenemos difícil, en el entorno rural lo es aún más, ya que aquí se tiene internet, teléfono, televisión y un sinfín de medios para hacerte presente cuando menos virtualmente, pero en el entorno rural eso no existe.

 

El grupo de empresas y empresarios que llevan a cabo acciones de responsabilidad social ¿qué tanto toman en cuenta a este grupo?

El entorno empresarial ya sabe de nuestra existencia y empieza a actuar en consecuencia, pero creo que hoy por hoy siguen engañados en el sentido de que la prebenda o el donativo de alguna manera ya es un paliativo suficiente y eso no es un verdadero compromiso social, no representa una verdadera inclusión. Incluir es que yo te incluya en mi entorno y que pases a formar parte desde mi propia concepción, de mi yo y de lo mío ¡eso es la inclusión! el hecho de que apoyen con un donativo una vez al año, por ejemplo a Teletón, es un acto de bondad y filantropía, pero no representa un verdadero acto de inclusión, o sea el empresario se incluye en mi entorno,-en el entorno de la discapacidad- me reconoce y pretende ayudarme y me ayuda, pero no es suficiente, (es lo mismo que las becas del Distrito Federal, son muy buenas, ayudan muchísimo pero no son suficientes). El empresario a todos los niveles no sólo desde su percepción empresarial, sino también desde su contexto social debe incluirme en su entorno empresarial. Ir más allá de un donativo

 

Acerca de las fundaciones, ¿funcionan? ¿Se debe confiar en ellas?

Claro que sí, independientemente de que por ahí hay unos muy vivos, las fundaciones y yendo más allá, las ONG, y las organizaciones que no tienen fines de lucro, como APAC, Teletón, Comunidad Down, Confederación Mexicana de Organizaciones a favor de la Persona con Discapacidad A.C. (CONFE), todas estas agrupaciones ¡claro que ayudan! porque la mayoría de ellas están conformadas por personas que han vivido la problemática en el seno familiar o en casos muy cercanos a ellas y que no han encontrado la solución a su problema a través del gobierno.

 

Claro que deben de existir, porque en un país con las carencias que tiene el nuestro no es posible que el gobierno atienda tanta problemática y tanta dificultad. Las organizaciones sin fines de lucro, son un ejemplo claro de lo que hay que llevar a cabo, además estos organismos, independientemente del servicio y solución que ofrecen son ejemplo claro de la forma en que el gobierno debe realizar estas acciones, son factor de Consejo, Por lo tanto el gobierno no sólo debe tomar ejemplo sino que las organizaciones de este tipo deben ser atendidas y consultadas.

 

Federico, ¿qué resultado tuvo tu proyecto Proacceso de la Universidad LA SALLE?

Proacceso pretende asistir al estudiante con discapacidad para poder acceder a la educación desde el punto de vista físico o desde el punto de vista de la comunicación, la Universidad La Salle ya tiene muchos muchachos con discapacidad auditiva que son parte activa de la universidad, la población sorda ha encontrado un nicho para desarrollarse en condiciones muy adecuadas. Dentro de las materias del Centro de Idiomas existe la materia del Lenguaje de Señas Mexicana (LSM) y es, además un punto de encuentro para muchas personas sordas.

 

¿Qué participación pueden, y cuáles deben tener las personas con discapacidad para luchar por su inclusión física, cultural y laboral?

Antes de voltear a ver quién tiene la culpa de que no seamos incluidos tenemos que empezar por nosotros mismos. Nosotros somos los principales responsables de nuestra exclusión, porque desde una postura cómoda o esquiva lo hemos tolerado. Desde el momento en el que llegamos a un restaurante que no es accesible y se nos propone cargarnos en brazos y nos dejamos cargar, desde ese momento estamos tolerando y aceptando la exclusión, nosotros somos quienes tenemos que luchar más fervientemente por lograr esta inclusión, también es cierto que la lucha por sí misma no es suficiente, tenemos que prepararnos para ello, no es suficiente que nos tengamos que conformar con subempleos porque no estamos preparados para llevar a cabo las responsabilidades de los verdaderos empleos, de los empleos directivos, porque sí, primero tenemos que ir a la escuela ,no -debemos- ¡tenemos que ir a la escuela, es forzoso que nos preparemos! Después tenemos y debemos desarrollarnos profesionalmente y ser tan competitivos como cualquiera otro.

 

¿Podrías afirmar que has sido, junto a Libre Acceso, A.C. un causante motivacional para lo ya logrado?

Indudablemente, cuando se formó Libre Acceso hace 20 años, no había accesibilidad en todo el país; ni una sola rampa, ni un cajón de estacionamiento para personas con discapacidad. No las había ni siquiera en las ciudades fronterizas que por conveniencia deberían haberlas puesto ya que mantienen una gran afluencia de extranjeros y turistas con discapacidad que les visitan.

 

Federico, sé que has de tener muchos proyectos a futuro, ¿cuál es el que te tiene más ocupado mental y físicamente?

Uno de ellos es lograr las adecuaciones legales que obliguen a gobierno y sociedad a atender debidamente la accesibilidad física y a la comunicación de las personas con discapacidad. Los legisladores no pueden seguir obviando esta obligación social, tenemos que lograr que lo establecido en la Convención para las Personas con Discapacidad en la que México ratificó en las Naciones Unidas, efectivamente se lleve a cabo. Otro plan es seguir adelante con todos los proyectos que ya está llevando a cabo Libre Acceso.

 

Además, ahora tengo una nueva responsabilidad que es ser Representante de México ante el CEDDIS* de la OEA** y hacer sonar la voz de México en este entorno y que tenga un efecto retroalimentador; no sólo hablar de los avances que en México ha habido en este sentido y así generar una epidemia en favor de la inclusión de las personas con discapacidad en los pueblos hermanos de México, sino que también retroalimente a nuestras autoridades y les genere un mayor sentido de responsabilidad para con los hechos que deben realizarse en nuestro país.

 

¿Federico es Libre Acceso, Libre Acceso es Federico?

Para Federico persona su tiempo está dedicado completamente a Libre Acceso, A.C. pero Libre Acceso no es Federico Fleischmann, eso es muy importante. Es mi obra de vida, pero Libre Acceso no es Federico Fleischmann.

 

Libre acceso, A.C. está conformado con su propia estructura y organización. En libre acceso, no se puede llegar y denunciar una problemática sin asumir la responsabilidad de la solución, Libre Acceso no es un grupo de ayuda mutua, ni tampoco beneficiamos a nadie en lo particular, nosotros no conseguimos sillas de ruedas para nadie, no conseguimos empleos en forma específica para nadie o accesos particulares para alguien, sino que trabajamos en el entorno y para todas las personas con cualquier discapacidad.

 

Revista te agradece esta entrevista ¿deseas añadir algo?

Convoco, invito, exijo a las personas con discapacidad a que salgamos de nuestro marasmo y promovamos nuestra verdadera inclusión, que exijamos la correcta implementación de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad en todos los niveles gubernamentales y en la sociedad misma.

Y que haciendo ello, exijamos al gobierno cumplir plenamente con nuestra verdadera inclusión y sobre todo a la sociedad, el gobierno actuará en consecuencia de lo que su sociedad le exige, nosotros representamos al 10% de esa sociedad y tenemos influencia sobre el 20% de esa sociedad y por eso es que la sociedad y en consecuencia el gobierno debe reconocer nuestro derecho a ser parte de la misma con plena dignidad y con absoluta condición de igualdad de oportunidades.

También, felicito a ACCESOS , es muy importante que este medio exista, ojalá que tengan ustedes, la sabiduría comercial para lograr que en ella se anuncien no solamente las casas dedicadas a atender a las personas con discapacidad sino que todas las empresas debieran entenderlo, las personas con discapacidad también tomamos refrescos, también consumimos botanas embolsadas, compramos carros, usamos ropa; ojalá que el entorno empresarial entienda que estos medios no sólo son leídos por personas con discapacidad sino también por las personas que están a cargo de nosotros; que la organización que edita a promueva el que cada número no sea bimestral, sino que llegue ser mensual y que sea mucho más extensa; y para ello que también cuente con mucho más apoyo publicitario no sólo dirigido a su mercado cautivo, también debieran anunciarse en ellas el resto de las empresas; que mantengan el contenido editorial elevado, les deseo un éxito importante porque las personas con discapacidad necesitamos estos medios de comunicación, ¡los felicito!

 

Sobre El Autor

Escribir es su pasión, dar estilo a textos editoriales su trabajo.

Una Respuesta

  1. E. Liliana Marasco Garrido

    Este comentario es para Federico Fleischamann,

    Estimado Federico, te hemos enviado varias ocaciones por diferentes vías invitación a nuestro 3º Simposio Nacional en México de Síndrome de Postpolio y la noticia de que por fin logramos la Asociación Post Polio Litaff, A.C (APPLAC) en conjunto con la SSa uno de nuestros logros relevantes , la certificación de Síndrome de Post Polio bajo el Código G14. Siendo México el único país en Latinoamérica que lo ha logrado.
    Para mayores informes, estamos a las ordenes para todas las personas con secuela de polio en el correo litaffac@prodigy.net.mx .
    Un cordial saludo.

    Responder

Deja un comentario