River Birkett-Joss, de 4 años, ha deleitado al personal de Humberston Park Special School, Lincolnshire logrando un progreso significativo al caminar de forma independiente mientras utiliza la ayuda de Crocodile R82 como parte de su programa de terapia integrada.

 

River, quien ha sufrido un retraso en su desarrollo físico y motor, así como de tono bajo, comenzó asistiendo a Humberston Park Lincolnshire, hace poco más de un año. Cuando River comenzó en la escuela, él podía sentarse de forma independiente, estaba colocado en un andador estático por lo que no tenía un desarrollo en su caminar.

 

Frances George, Fisioterapeuta Especialista, MSc, BSc, HPC, MCSP, ha trabajado en Humberston como terapeuta principal desde el año 2013. Monitoreó inicialmente a River en el centro de terapia para evaluar sus verdaderas capacidades. Frances decidió que, para desarrollar sus habilidades, River necesitaría una dinámica integrada en un plan de Desarrollo. Cambiaron a River de su andador estático por uno dinámico totalmente compatible con él alentándolo así a caminar, desafiar el equilibrio y aumentar su compromiso personal.

 

 

Frances comenta: “En nuestras primeras sesiones, pudimos ver que River tenía la capacidad de proponérselo y dar algunos pasos. Es por eso por lo que, para desarrollar su capacidad de caminar, decidimos moverlo a un andador Crocodile. El Crocodile es un andador con peso ligero y soporte flexible. Colocado detrás del niño, se mueve increíblemente fácil y realmente desafía al equilibrio y control del niño. Permite el progreso en soporte de peso, pasos recíprocos, pivotes y giros, equilibrio y coordinación. Nosotros sabíamos que proporcionaría a River la dinámica de movimiento necesario para caminar y finalmente fomentar las habilidades de coordinación que requiere para caminar de forma independiente”.

 

Varios niños ya usan con éxito un Crocodile en Humberston. Como es fácilmente adaptable, la escuela puede establecer puestos para uso personalizado. Inicialmente, las ruedas están bloqueadas para permitir movimiento de forma controlada únicamente en línea recta, se aplica resistencia para controlar la velocidad y la rueda puede evitar que se deslice hacia atrás, los manubrios también se pueden ajustar. Los niños pueden lograr avanzar con un impulso relativamente fácil y están motivados con sus sesiones de terapia para poder trasladarse, totalmente asistidos por el andador Crocodile.

 

A medida que cada niño desarrolla un uso controlado y al mismo tiempo confianza, la resistencia se reduce gradualmente permitiendole más control sobre su ritmo. El freno hacia atrás también puede desbloquearse, lo que permite que el Crocodile pueda moverse hacia atrás para que los niños puedan dominar invertir, girar y cambiar de dirección. El evadir obstáculos requiere nuevas habilidades más allá de la capacidad física, los niños también aprenden a resolver problemas y mejorar su coordinación dentro de varios ambientes. Desde este punto, el Crocodile anima a caminar a los niños aumentando su desarrollo y la libertad de moverse con facilidad sin apoyo restrictivo.

 

River inicialmente probó el Crocodile en un medio ambiente, con supervisión en sesiones de terapia. A medida que el Crocodile se mueve todo el tiempo, requiere un cierto equilibrio en el niño y Frances quería que River se sintiera confiado en usar el nuevo equipo y sentirse a salvo tomando una posición estable y coordinada. También necesitaba aprender a lidiar con obstáculos, así como los otros alumnos.

 

Ella continúa: “En poco tiempo River hizo un gran progreso, anda feliz en el Crocodile alrededor de la escuela, afuera, y en casa. Ahora puede administrar cambios dinámicos de peso y puede cambiar un pie con otro de forma controlada y con menos apoyo. Él está tan seguro ahora de que puede girar, pivotear, retroceder y sortear obstáculos. Como resultado, ha mejorado el tono y el control muscular, así como su participación en más actividades a su alrededor.

 

Los padres de River están dispuestos en dar apoyo a su hijo y practican con él en casa. Hollie, mamá de River comenta: “River ama caminar en su Crocodile en casa. Es más ligero y se mueve y gira fácil y suavemente. El cambio en él desde que asistió a Humberston Park ha sido maravilloso y nosotros estamos tan contentos de haber podido utilizar el Crocodile por el progreso en su desarrollo de caminar. Él ahora tiene la libertad para explorar lo que realmente desea hacer”.

 

 

Sobre El Autor

Tecnología asistiva motriz para personas con necesidades especiales y sus familiares. Llámanos al 018002245489

Artículos Relacionados

Deja un comentario