¿Por qué tener una actitud positiva? Aunque a veces nos cueste reconocerlo, los datos nos dicen que vivimos en la mejor época de nuestra historia. A pesar de todas las injusticias, guerras, crisis, pobreza, contaminación o el cambio climático, nunca antes habíamos disfrutado como especie de una situación tan pacífica, justa y favorable como ahora.

 

Tener una actitud positiva, nos permite encontrar la lección o el aprendizaje de todo lo que nos sucede, más allá de lamentarnos por todo. Una actitud positiva nos permite elegir pensar de manera constructiva, práctica, objetiva y sana. Nos permite esperar siempre lo bueno de todo lo que nos sucede, tratar de tener siempre pensamientos agradables y todo ello influye en que transmitamos esa forma de ser a los demás.

 

A veces parece que individualmente somos optimistas y socialmente pesimistas. Y como normalmente somos lo que practicamos, cuanto más practicamos algo, mejor se nos da.

 

Por ejemplo, si practicamos quejarnos, nos quejaremos muy bien. Si practicamos el pesimismo, nuestra interpretación negativa de lo que nos rodea nos acabará dando la razón. Y por el contrario, si practicamos el buen rollo, apreciaremos lo bueno que nos rodea. Y si practicamos el positivismo siempre encontraremos razones para ver el lado positivo de lo que sucede en nuestra vida.

 

La principal ventaja de ser optimista es que cuanto más asumes que las cosas van a mejorar, más te esfuerzas en cambiarlas sean cuales sean tus circunstancias. Todos conocemos personas a los que la vida no les ha tratado demasiado bien y a pesar de todo sonríen, son fuertes, optimistas, creen en sí mismos, luchan y agradecen lo que tienen.

 

La diferencia fundamental entre los optimistas y los pesimistas es su actitud y la energía que se ahorran en no quejarse.

 

Es decir, se esfuerzan más en aceptar lo que no pueden cambiar y en mejorar lo que sí pueden controlar. Si eliges esa actitud optimista vas a tener varias ventajas adicionales:

 

  1. Más capacidad para adaptarte a cualquier situación independientemente de cuales sean tus habilidades pues tendrás más motivación para superarte.
  2. Mejores habilidades sociales, pues en general a todos nos atraen más las personas optimistas y resolutivas que las personas cafres, tristonas y pesimistas.
  3. Tu fuerza de voluntad será tu principal arma secreta, porque al pensar que las cosas pueden mejorar te tomarás más en serio el provocar ese cambio.

 

Inténtalo y saca tus propias conclusiones. Deja tus comentarios en nuestro blog.

Sobre El Autor

Apasionado del Marketing Digital, el estilo de vida y los animales. Dedica su tiempo libre para apoyar diferentes causas y divertirse un poco. Tiene una maestría en Marketing y Publicidad, así como una especialidad en Marketing Digital y varios cursos alrededor del mismo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.